Mezcal… Bebida caída del cielo.

“Para todo mal, mezcal. Para todo bien, también. Y si no hay remedio, litro y medio”.  Seguramente muchos hemos escuchado este acertado dicho popular de Frida Khalo.

Quien no ha degustado esta maravillosa bebida, con unas rodajas de naranja, un poquito de chile piquín y unos chapulines tostados. Sin duda se convierte en e deleite favorito de los mortales.

El mezcal es una bebida espirituosa, mítica, que durante mucho tiempo no fue valorada, debido a la falta de conocimiento del consumidor.
Hoy en día, después de años de menospreciar al mezcal, está viviendo su mejor momento en nuestro País y en el mundo. Ha comenzado a abrirse camino, pues cada vez en más mesas se brinda con esta bebida, se acompañan las comidas con ella y en las reuniones siempre hay, por lo menos, una botella.

Pero, ¿Por qué el mezcal es considerado caído del cielo? Como en todo, el mezcal también tiene su mito. Se dice que un rayo, al golpear un agave, fue quien hizo la primera tatema.

El mezcal no solo es sabor, también es tradición, cultura e historia, pero es una bebida alrededor de la cual giran una serie de mitos

También tiene sus diversidades y como toda bebida proveniente de la naturaleza, tiene lugar en la medicina y en los remedios.

Las distintas clases dependen del maguey y el clima, de la técnica de destilación y del recipiente donde se le deja reposar. El comiteco de Chiapas, el bacanora de Sonora, la raicilla y barranca de Jalisco y Nayarit, la tuxca o quitupán de Colima y hasta el tequila son variantes del mezcal.

En Café MX te ofrecemos una variedad de bebidas preparadas con este elixir.
Como por ejemplo “Mezcala”, la puedes disfrutar con sabor tamarindo, lima y pepino. O si prefieres café, te ofrecemos café fuerte de Oaxaca con mezcal de allá mismo, en las rocas.  Visita Café MX.

Artículos Relacionados